Si tienes un negocio, ya esté en la calle Carrera o en Herradores, en el Barrio Nuevo o en la Avenida Trinidad, tienes algo que contar a los que son o pueden ser tus clientes. Eso que tienes que contar es lo que vendes, sea un producto o un servicio. Contarlo, comunicarlo, es el medio para crear oportunidades de negocio para ti, además de fidelizar a los que ya te compran, para que vuelvan por tu mostrador.

Hasta ahora cuando una empresa quería comunicar pensaba en imprimir folletos, carteles, contratar vallas o anuncios publicitarios en la prensa, la radio e incluso, la aspiración más cara, la televisión. Todos estos medios son unidireccionales, es decir, la empresa “habla” y el posible cliente “escucha”. Pero seamos honestos, la verdad es que ya no escuchamos. Ya no prestamos atención, salvo que exista un interés concreto y determinado, en el continuo bombardeo de información publicitaria.

Ahora prestamos atención a nuestro Facebook, a las historias y las cosas que cuentan nuestros amigos, o nuestras marcas favoritas -aquellas a las que “seguimos”-. O a una frase de 140 caracteres en Twitter o a una fotografía en Instagram o Pinterest o un vídeo en Youtube o a un artículo escrito en un blog, no por un profesional sino por un aficionado, pero aún así reconocido y respetado.

Lo hacemos nosotros y lo hacen nuestros clientes. Ahora la conversación entre marca y usuario es bidireccional, rompiendo la barrera que antaño suponía la sordera de la publicidad tradicional. Las clientes pueden preguntar por un producto determinado, plantear una duda, querer resolver un problema o felicitar por un buen servicio. Las empresas pueden preguntar preferencias, evaluar satisfacción o testar nuevas oportunidades sin invertir en grandes compras.

Internet, a través de sus múltiples posibilidades (web y blog, redes sociales donde compartir contenidos en forma de texto, fotografía y vídeo, posicionamiento para aparecer de manera preferente en las búsquedas en Google, etc.), es la nueva herramienta que permite hacer todo eso, permite hacer publicidad, dialogando, conversando con los clientes. Algo a lo que no hay que tener miedo porque el mejor aliado de tu negocio es quien te compra. En su opinión y su percepción están las claves para crecer y tener éxito.

Cuando has entendido todo esto, das el paso, quieres que tu negocio esté en Internet para aprovechar esta gran herramienta de venta y crear nuevas oportunidades… pero la tecnología asusta cuando no se conoce. Es aquí donde entran las empresas especializadas en la comunicación y el marketing digital, expertas en gestionar la presencia de tu marca en Internet, en cómo habla y se relaciona con los clientes y usuarios, en hacerla participar en la gran conversación digital.

En el panorama insular encontrarás buenos profesionales dedicados a desarrollar estas tareas. Algunos desarrollan páginas web, otros gestionan redes sociales o hacen diseño gráfico o crean vídeos, pero no todo a la vez, cuando lo ideal para tu negocio, es una solución integral. Es decir, un enfoque estratégico y global sobre tu negocio. NexGlobal Comunicación y Marketing es una empresa lagunera ubicada en la Avenida Trinidad, edificio Prisma, que te ayuda a alcanzar ese objetivo, acompañándote en tu aventura digital, con ese enfoque global que resuelve todas tus necesidades.

Artículo original redactado para La Laguna Mensual.

Julio de la Rosa

Julio de la Rosa

Prensa, Eventos y Socio Co-Fundador at NexGlobal
Apasionado de la comunicación y las personas, mi hábitat natural es trabajar rodeado de ellas, eterno radioaficionado, EA8BVF, descubro en las redes sociales un sitio donde seguir comunicando.

Buscaba un lugar dónde hacer lo que más me gusta; antes fotógrafo, comercial, vendedor, técnico y siempre autodidacta, siempre persiguiendo otras experiencias, voluntario para cualquier proyecto apasionante. Me formé en protocolo y comunicación. En Nex he encontrado ese lugar, aporto optimismo a mis compañeros y a todo el que se acerca a nosotros, he de reconocer que me gusta.

Siempre incansable, llego a parecer una navaja suiza, con una solución para todo o casi todo.
Julio de la Rosa
Usamos cookies, propias y de terceros con el fin de analizar y gestionar sus preferencias en nuestra web. Si continua navegando acepta su instalación. Más información ACEPTAR
Aviso de cookies