Cuando nos sentamos a redactar este art?culo quer?amos dar relevancia al concepto de?estrategia en la comunicaci?n digital pero, ?acaso no es vital tenerla en todo el ?mbito de la comunicaci?n? Y si bien seguimos redactando con la mente puesta en lo que es nuestro dominio, el ?mbito de Internet, lo que aqu? te contamos es ampliable a toda tu comunicaci?n corporativa.Seg?n el profesional que te lo cuenta, hay quien asevera que la comunicaci?n es parte de la estrategia de marketing (versi?n marketer) y quien afirma justo lo contrario (versi?n period?stica). Como ejecutores del proceso de comunicaci?n de las marcas hacia sus p?blicos entendemos que nuestro gran objetivo es vender.Buscamos captar atenci?n sobre un algo para que unos alguien usen, utilicen, asimilen, act?en, consuman… compren de alguna manera una cosa o una idea. Esto, que a priori parecer?a una perogrullada, en no pocas ocasiones, lo olvidan tanto los que representan las marcas como los que ejecutan las tareas implicadas en todo el proceso.Partiendo de esta base tan sencilla, antes de decidir estar en Facebook o abrir un blog, de pagar por un posicionamiento o de encargar la tercera nueva versi?n de nuestra web, hagamos un alto en el camino y desarrollemos esa conclusi?n.

Queremos vender. ?Pues claro! Pero, respondamos estas tres preguntas b?sicas: ?Qu? queremos vender? ?A qui?n queremos vender? ?C?mo queremos vender? Estas preguntas nos obligar?n a conocer y reconocer a nuestro p?blico. Nos empujaran a analizar y estudiar quien es esa persona que nos presta su atenci?n, su bolsillo y ?hasta su tiempo!

Es importante aqu? asumir que partimos de la base que conocemos nuestro producto (sea este un tangible, un servicio o una idea). Conocerlo implica tener un dec?logo detallado de sus cualidades y de las necesidades que cubre.

Esto determina qui?n ve satisfechas esas necesidades y, potencialmente, puede empatizar con la marca, algo que resulta vital para reforzar la fidelidad y realizar venta cruzada (ya que estamos, tambi?n te ofrezco). Las cualidades de lo que ofrecemos determinan, adem?s, el c?mo se consume y esto a su vez, quien puede consumir.

En este punto tenemos claro nuestro gran objetivo, comunicamos para que otro nos consuma -compre- en alguna manera. Y ya conocemos a ese otro?que deseamos consuma y que viene determinado a su vez por eso que queremos vender.

Ahora llega la primera gran disyuntiva entre la comunicaci?n y el marketing tradicional y las muchas modalidades de venta que impone la red, donde el consumidor, gracias al medio en el que nos movemos, pasa a tener un papel activo en el proceso. Hay una gran diferencia entre la publicidad que hasta ahora hemos visto, unidireccional, y lo que Internet impone con absoluta tiran?a, la bidireccionalidad y la igualdad de roles. El consumidor se dirige a la marca en un t? a t? que desconcierta a no pocos directivos.

Por lo tanto, en este nuevo medio, obligados (gratamente) a conversar, tenemos que construir un mensaje que aporte un valor a?adido de conocimiento y utilidad a ese p?blico que acabamos de conocer, y reconocer.

En el proceso de comunicaci?n, las cualidades de lo que pretendemos vender est?n obligadas a entremezclarse con los valores propios de la marca y guardar una coherencia positiva. Surge de ah? ese texto, fotograf?a, v?deo o sonido que aportar? un conocimiento de inter?s para el segmento al que nos dirigimos.

Ese contenido no s?lo debe atraer, tambi?n ha de generar empat?a, crear satisfacci?n, hacer sentir una diferencia positiva por el hecho de pertenecer a un determinado colectivo. La marca se convierte en un distintivo de tribu.

Y ahora s?, decidamos como vamos a estar en Facebook… o en Twitter… o como escribir en nuestro blog… o determinemos nuestra estrategia SEO o SMM… es decir, pasemos a la acci?n.

?ngel Cabrera

 

Primera conclusi?n:
comunicar para
vender
Segunda conclusi?n:
conocer nuestro
producto
Tercera conclusi?n:
conocer a nuestro
p?blico
Cuarta conclusi?n:
conocer nuestros
valores
Pasar a la acci?n:
construir nuestro
mensaje
Julio de la Rosa

Julio de la Rosa

Prensa, Eventos y Socio Co-Fundador at NexGlobal
Apasionado de la comunicación y las personas, mi hábitat natural es trabajar rodeado de ellas, eterno radioaficionado, EA8BVF, descubro en las redes sociales un sitio donde seguir comunicando.

Buscaba un lugar dónde hacer lo que más me gusta; antes fotógrafo, comercial, vendedor, técnico y siempre autodidacta, siempre persiguiendo otras experiencias, voluntario para cualquier proyecto apasionante. Me formé en protocolo y comunicación. En Nex he encontrado ese lugar, aporto optimismo a mis compañeros y a todo el que se acerca a nosotros, he de reconocer que me gusta.

Siempre incansable, llego a parecer una navaja suiza, con una solución para todo o casi todo.
Julio de la Rosa
Usamos cookies, propias y de terceros con el fin de analizar y gestionar sus preferencias en nuestra web. Si continua navegando acepta su instalación. Más información ACEPTAR
Aviso de cookies